Tuesday, December 27, 2011

EVO MORALES: NO SEGUIREMOS DIALOGANDO CON CHILE POR MÁS DE 130 AÑOS PARA TENER SALIDA AL MAR

Han pasado 132 años desde que Chile ha cercenado nuestra heredad marítima, a raíz de una invasión planificada para apoderarse de las riquezas existentes en el departamento del Litoral, el que, desde 1879 ha financiado en forma exponencial a ese país el que, incluso, con ese mismo ingreso ha potenciado a sus Fuerzas Armadas, no sólo en una mira o visión de disuasión, sino también de agresión.
Las consecuencias para la economía boliviana, para su misma integración y el comercio internacional, han sido evidentemente desastrosas y de atraso frente a las culturas y las naciones que gozan del intercambio marítimo, a través de puertos propios y soberanos.
Hoy cuando el diálogo y las negociaciones de todo ese tiempo se han agotado, debido a la intransigencia del Mapocho de reconocer el daño histórico y no acceder a la reparación del mismo, por medio de una salida libre y soberana de nuestra Patria al Océano Pacífico, los caminos del reclamo se han diversificado.

Chile habla de que Bolivia sufrirá las consecuencias de su actitud, pero qué más consecuencias de las que se han sufrido hasta el momento, con el cierre de los derechos nacionales a tener una salida soberana y útil al Océano Pacífico, salvo que esas consecuencias que se menciona sean otra amenaza velada del uso de las armas, tal como se lo hizo en 1879.
La comunidad internacional debe estar alerta sobre esa geopolítica chilena de expansión, además de su discurso dilatorio y anti-histórico.

El presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma, antes de regresar a Bolivia, después de cinco días de vacaciones en Cusco con su familia, conversó con La República. Fue una odisea entrevistarlo. Una agenda apretada iba postergando el encuentro con el mandatario boliviano, ocupado en reuniones con dirigentes, autoridades, visitas a vestigios incas. Las gestiones del embajador Víctor Cáceres rindieron frutos ayer por la mañana. En media hora, Morales habla de la salida al mar, socialismo, lucha contra las drogas, etc. Dijo que el presidente Ollanta Humala hace bien las cosas. Pero para muchos en el Perú, viró a la derecha.
No vine a evaluar a nadie. Seamos responsables. Algunos medios de comunicación tratan de estirarnos la lengua para enfrentarnos. Vengo acá a construir confianza con el presidente (Ollanta Humala), con alcaldes con quienes conversamos y movimientos sociales. No puedo opinar sobre temas internos. Quiero aclarar, siento un gran aprecio por el presidente Humala.
¿Habló de un nuevo bloque de naciones latinoamericano-caribeño?
Cuando llegamos al gobierno aportamos el TCP (Tratado de Comercio entre los Pueblos) frente al TLC (Tratado de Libre Comercio). Tenemos la obligación de gestar el comercio de complementariedad y solidaridad y no de competitividad. En el de competitividad ganan las transnacionales, los poderosos y no los pequeños agricultores, cuyos productos no tienen mercado. Con Cuba, Venezuela, Argentina y ahora Brasil implementamos el comercio para los pueblos, todo para que ese compañero pequeño productor tenga mercado seguro y con precios justos. Ese es el ALBA frente al ALCA, el TCP frente al TLC, tesis política que hay que desarrollarlas. De nada servirá una liberación solamente de carácter cultural, social, sino lo acompañamos de la liberación económica y financiera.
Ha dicho que ante la crisis del capitalismo solo queda el socialismo. ¿Qué sustenta ese modelo?
Primero que los servicios básicos no deben ser de negocio privado, sino público. Segundo, los recursos naturales no pueden estar en manos de transnacionales; si falta inversión, que éstas sean socios y no dueños de los recursos. Tercero, dignidad y soberanía; cómo en estos tiempos existen aún bases militares e invasiones –hablamos para todo el mundo-. Cuarto, políticas de complementariedad y no competitividad. Son algunas bases, no soy experto, pero hay que discutirlas.
Sobre la salida marítima reclamada a Chile dijo que agotará el diálogo, pero no descarta la posibilidad de acudir a la Corte Internacional de La Haya. ¿Cuándo y bajo qué argumentos presentará Bolivia la demanda?
Usted no es tribunal para que anticipadamente lance mis argumentos (sonríe). Hemos organizado una Dirección de Reivindicación Marítima que trabaja en ello. La semana pasada se reunieron con expertos de Latinoamérica, Europa y con buenos resultados por supuesto. No descartamos el diálogo, pero tampoco vamos a dialogar más de 130 años. Está en manos del gobierno chileno. Tengo confianza en la diplomacia de los pueblos. Cuando fui a la toma de mando de la compañera expresidenta chilena (Michelle) Bachelet, todo un coliseo gritaba mar para Bolivia. Me emocionó bastante. El problema del mar no es del pueblo chileno ni boliviano, ni siquiera de los gobiernos actuales. Sino en 1879 (año de inicio de la guerra del Pacífico), las oligarquías chilenas apoyadas por las transnacionales inglesas nos invadieron. El pueblo sabe exactamente que hay una demanda histórica y los presidentes también lo saben. No es casual que haya habido el Abrazo de Charaña (en 1975 presidentes de Chile y Bolivia se reúnen para reanudar relaciones) con los trece puntos y uno de salida al mar, pero ahí termina. Si habrá o no, que nos digan la verdad. Ya no más garganta y no más charla.
¿Se reunió con el presidente de Chile…?
En la última conversación que tuve con el presidente de Chile (Sebastián Piñera) en la posesión de la presidenta Cristina Fernández, me dijo: ¿Qué hacemos? La respuesta está en tus manos, le respondí. Le dije: presidente, teniendo tanta agua, por qué no compartir algo, usted gana presidente si resuelve el problema. Mire en Bolivia, cuando instalamos el gas domiciliario, costó 14 bolivianos, equivalente a 2 dólares. En Chile cuesta 500 dólares el gas domiciliario. Yo planteo un acuerdo de complementariedad. Yo hablé con el presidente Ollanta Humala y le dije que si Chile no cede nada, para qué esperamos un puerto chileno si tenemos Ilo. ¿Y cuál es el objetivo?: tener un ferrocarril de último modelo de Puerto Suárez en Brasil hacia el Pacífico (Ilo). Gana Brasil, Bolivia y Perú. Pido al Congreso peruano acelerar ese acuerdo para aplicarlo (y Bolivia haga uso de los tres mil metros cuadrados de Ilo).
Uno de los acuerdos con Michelle Bachelet era justamente la salida al mar. ¿Por qué se enfriaron las relaciones?
Con la presidenta Bachelet no se enfrío nada, aunque esas negociaciones con diplomáticos –que no se ofenda mi embajador por favor- tarda que tarda, y el tiempo se acaba. Eso ha pasado. Pero sí estoy preocupado porque con el actual presidente está como congelado y tenemos que superar eso. Mi consejo al presidente de Chile es que gane políticamente devolviéndole el mar a Bolivia.
El canciller de Chile, Alfredo Moreno, sostiene que el Tratado de 1904 ha sido cumplido y no hay lugar a discusión.
Primero, que el Tratado de 1904 fue injusto. Segundo, se impuso bajo presiones políticas y a la fuerza, con ciertos informes de prebenda -lamentablemente esa es la clase de política en Bolivia y quizás en Latinoamérica-; tercero, ha sido incumplido. Un tratado que no resuelve un hecho histórico, todo el mundo sabe que Bolivia nació con el mar, cómo nos lo van a quitar. Respetamos los tratados, pero injustos, incumplidos, que no resuelvan las demandas históricas, tenemos que ver cómo los revisamos.
Pero los tratados son irrevisables según la Convención de Viena…
Ni tanto. Muchos tratados se han revisado. Además de eso, tenemos que cumplir la Constitución (de Bolivia), la nueva Constitución -que pasa de un Estado Colonial a un Estado Plurinacional- nos obliga a revisar todos los acuerdos bilaterales, tratados internacionales, porque hay que adecuar esos tratados a la Constitución. Mientras los tratados no se adecuen, deben ser revisados por la comunidad internacional.COMBATE CONTRA DROGAS
Sostiene que la Agencia Antidroga de Estados Unidos (DEA) usa el combate al narcotráfico como instrumento político.
La DEA controla el narcotráfico con fines políticos y no la combate. Una experiencia vivida: cuando era dirigente sindical me persiguieron e investigaron, pero no encontraron nada (...) Cuando fui presidente siguieron las acusaciones de Estados Unidos. El capitalismo, el imperialismo sobre todo, tienen hoy su instrumento de acusar de narcotraficantes para justificar alguna intervención, alguna invasión. ¿Con qué pretexto invadieron Irak? Que Sadam Hussein tenía armas de destrucción masiva, en el fondo no eran las armas, sino (el interés) era el petróleo.
¿Cuál sería la propuesta para luchar contra el narcotráfico, mal endémico en Perú, Colombia y Bolivia?
Mire, nosotros nacionalizamos la lucha contra el narcotráfico, cerramos la base militar de EE.UU., expulsamos a la DEA y expulsamos al embajador porque estaba conspirando contra nosotros (...) Ahora, sin participación física de la DEA, ni una embajada, estamos mejor en la lucha contra el narcotráfico. Este año hemos reducido de 10 mil hectáreas (de cultivos de hoja de coca) a dos mil hectáreas en La Paz, lo que antes ningún gobierno, ni con DEA ni con embajada, podían hacer. Lo más importante, sin muertos ni heridos cocaleros.
¿Cuál es la debilidad en la lucha contra el narcotráfico?
El tema tecnológico. Quisiéramos radarizar todo Bolivia y contar con 10 helicópteros. Pero el origen del narcotráfico está en los países consumidores (Estados Unidos, Europa). Ellos deberían aportar con la tecnología. Y otra cosa, ya quisiéramos tener un instrumento para controlar a Estados Unidos, porque cada fin de año llega de ahí la llamada certificación o descertificación. A los presidentes antiimperialistas o anticapitalistas siempre los descertifican, a los presidentes proimperialistas siempre los certifican. Díganme qué moral tienen, cuando el origen del narcotráfico está en EE.UU., donde no hay lucha contra el narcotráfico, y ese tema es usado como un instrumento geopolítico. Por eso en UNASUR creamos el Consejo de Lucha contra el Narcotráfico para enfrentar el problema y segundo ver la participación de los países consumidores.
Nuestros países van camino a ser narcoestados como México, según algunos analistas.
¿Quiere que le diga la verdad? ¿Cuál es la estrategia de Estados Unidos? Que Perú aparezca como primer productor de coca y cocaína, y como hay tantas bases militares en Colombia, prácticamente está militarizada, quieren hacerla aparecer en segundo lugar y a Bolivia como tercero. Ahí si mis compañeros deben saber que este tema es una lucha ideológica. Lo de la coca no solo es un tema político sino ideológico y programático. Es la estrategia de Estados Unidos para invadir países donde los recursos naturales ya no son de las grandes petroleras, sino de los pueblos; entonces van a querer recuperarlos. (La República de Perú)



MORALES A PIÑERA: TENIENDO TANTO MAR ¿POR QUÉ NO COMPARTIR UN ACCESO CON BOLIVIA?

El Presidente Evo Morales reveló que en una conversación con su similar de Chile, Sebastián Piñera, le dijo que si ese país tiene un vasto acceso al mar, entonces ¿por qué no compartir un poco con Bolivia?
El Primer Mandatario relató, al término de su visita a Cusco, Perú, que esa conversación se produjo durante la posesión de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, acto ocurrido el 10 de diciembre.
“En una última conversación que tuve con el Presidente de Chile, aprovechando la posesión de la Presidenta de Argentina, le dije: ‘¿Qué hacemos? Presidente (Piñera) teniendo tanta agua ¿por qué no compartir (el) agua?’”, comentó el Presidente minutos antes de abordar el avión para retornar al país luego de cinco días de visita realizados al vecino país del Perú.
Morales explicó que en Bolivia la población paga menos de 2 dólares por mes por el uso de gas domiciliario. “Planteo que debemos trabajar en el marco de la complementariedad, tenemos que complementarnos. Eso estamos avanzando, vamos a avanzar (por ejemplo) con Perú”, dijo Morales.
En ese marco, agregó que se avanzó en la elaboración de un proyecto que incluye la integración de Bolivia, Brasil y Perú mediante una vía de ferrocarril que permitirá a los tres países mejorar sus condiciones de comercio.
Relaciones congeladas
Morales admitió que las conversaciones con Chile están momentáneamente congeladas, pero reiteró que Bolivia está dispuesta a dialogar. “Las negociaciones con los llamados diplomáticos tardan, y el tiempo se acaba. Estoy preocupado porque con el actual Presidente (la relación) está congelada. Queremos superar eso con el Presidente de Chile”, señaló.
Morales destacó la necesidad de proseguir el diálogo con Santiago, aunque aseguró que Bolivia no puede esperar otros 132 años por un acceso soberano al Pacífico.
Las cancillerías de Bolivia y Chile tienen un acuerdo que impulsa reuniones bianuales de comisiones encabezadas por los vicecancilleres de ambos países.
La última reunión se llevó a cabo a mediados de 2010. Posteriormente Chile no se presentó para el siguiente encuentro que tenía que ser en noviembre del mismo año. En esa ocasión, el vecino país tenía que presentar una propuesta concreta sobre la salida al mar, hecho que no ocurrió.
Respaldo del pueblo chileno
“El problema del mar no es del pueblo boliviano ni del pueblo chileno, ni siquiera de los Gobiernos actuales de Chile, sino, el año 1879, oligarquías chilenas, apoyadas por las transnacionales inglesas, nos invadieron”, comentó el Presidente.
En ese sentido recordó que en varias ocasiones el pueblo chileno respaldó el pedido de soberanía marítima por parte de Bolivia. Una de esas ocasiones fue en el Coliseo de Santiago, donde varios ciudadanos de ese país gritaron en coro “mar para Bolivia, mar para Bolivia”. Asimismo, intelectuales y representantes de partidos políticos y organizaciones sociales de Chile presentaron una resolución en la que afirmaban su apoyo al pueblo boliviano para que pueda recuperar su salida al océano Pacífico.
El Presidente también rememoró que las organizaciones indígenas chilenas, que participaron en la cumbre de los pueblos el año pasado en Cochabamba, también mostraron su respaldo al país con gritos y pancartas.
“El pueblo chileno sabe exactamente que hay una demanda histórica, los presidentes también lo saben. No es casual que haya el abrazo de Charaña, (la agenda de) los 13 puntos, el tema del mar y algunos acuerdos con tantos gobiernos”, señaló.
Avanza la demanda marítima
Morales señaló que la demanda marítima, que presentará Bolivia al siguiente año ante la Corte Internacional de La Haya, tiene avances concretos.
“Hemos organizado una Dirección de Reivindicación Marítima (Diremar), que está trabajando. La semana pasada se han reunido con expertos internacionales de Latinoamérica, de Europa, y tuvieron buenos resultados”, aseveró.
La pasada semana, una comisión boliviana se reunió con abogados juristas internacionales en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, para analizar la demanda, que según la autoridad de Diremar, Juan Lanchipa, será presentada a mediados del siguiente año.
Evo pide regionalizar la lucha contra el narcotráfico
El presidente Evo Morales reiteró la necesidad de regionalizar la lucha contra el narcotráfico para evitar que instituciones como la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) influyan en la política de los países, como ocurría en Bolivia.
“La DEA controla el narcotráfico con fines políticos y no lucha contra el narcotráfico, fue una experiencia de mi vida. Cuando era dirigente sindical, me buscaron, investigaron, hicieron inteligencia, pero no encontraron nada. Cuando se trata de implicar a las autoridades con cualquier pretexto, montan todo para desprestigiarlo”, dijo Morales en una conferencia de prensa antes de abordar el vuelo que lo trajo de vuelta a Bolivia.
Asimismo, aseveró que la lucha contra el narcotráfico debe ser compartida, ya que Estados Unidos y Europa son los principales países que producen droga y deberían, por lo tanto, aportar en esa lucha, sobre todo con tecnología.
Además, reiteró que la crisis del capitalismo es imparable, por lo que es importante construir, con los movimientos sociales del mundo, un nuevo modelo económico basado en el socialismo.
Los acuerdos deben ser adecuados a la Constitución
El Estado debe revisar todos los acuerdos y convenios internacionales que no se adecúen a la actual Constitución Política del Estado (CPE), ello incluye el Tratado de 1904, firmado con Chile, explicó ayer el presidente Evo Morales desde Perú.
“La nueva Constitución, que pasa de un Estado colonial a un Estado Plurinacional, nos obliga a revisar todos los acuerdos bilaterales, tratados internacionales, mientras no se adecúen a la Constitución. Por ello, tienen que ser revisados por la comunidad internacional”, aseveró el presidente Morales.
“Quiero reiterar que el Tratado de 1904 es injusto, (fue firmado) bajo presiones políticas y con ciertos informes de prebenda (...) además incumplido. No resuelve un hecho histórico. Todo el mundo sabe que Bolivia nació con mar. Tenemos la obligación de tratar ese acuerdo”, agregó.
También pidió a los demás países tener precaución, ya que el denominado capitalismo, que está en crisis, busca pretextos como el terrorismo o el narcotráfico para invadir países (como ocurrió en Irak y Libia) y adueñarse de sus recursos naturales.





EVO MORALES: AGENDA PERÚ-BOLIVIA CONTEMPLA EL 2012 IMPULSO AL COMERCIO Y LUCHA ANTIDROGAS

Andina de Perú (www.andina.com.pe/Espanol/noticia)

El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó hoy que el desarrollo del comercio con el Perú, además de la lucha contra el narcotráfico y el contrabando, forman parte de la agenda bilateral para el 2012. Antes de retornar a su país, refirió que durante su estadía en Perú, donde pasó las fiestas navideñas, reafirmó una relación de “confianza” con el presidente Ollanta Humala, la cual –dijo- permitirá avanzar en el desarrollo de iniciativas a favor de las poblaciones bolivianas y peruanas.
“Estoy seguro que juntos seguiremos trabajando. Tengo mucho respeto y admiración por el presidente Ollanta Humala. La gran ventaja que tenemos es que hay una confianza única y eso nos permitirá trabajar a favor de ambos países”, declaró en la ciudad del Cusco.
Detalló que en la agenda de trabajo para el próximo año, orientada a fortalecer la integración, destaca la construcción de un ferrocarril binacional, que pase por puerto boliviano Suárez y se dirija hacia el puerto peruano de Ilo.
“El segundo tema es el comercio, la lucha contra el narcotráfico y el contrabando son temas importantes. Por lo tanto los ministros correspondientes trabajarán en ese tema”, agregó.
Consultado de una supuesta carrera armamentista por parte de Chile, opinó que los países no deben utilizar su tiempo en “provocaciones, amenazas y agresiones”, sino en “resarcir daños históricos”.
“Somos pueblos que defendemos la vida y que convocamos a algunos países que tratan de amenazar, agredir, mediante sus ministros de Defensa o cancillería se equivocan”, comentó en RPP.
Subrayó que, lo importante en estos momentos de crisis alimenticia, es que los países inviertan su tiempo en medidas conjuntas para incentivar la producción y garantizar la soberanía alimentaria.
En ese sentido, expresó su confianza que esos temas se puedan ser analizados en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), porque ser un importante espacio de entendimiento.
Destacó que América del Sur está mejor que Estados Unidos y Europa, por lo que –dijo- debemos sentirnos orgullosos como sudamericanos.
“Si se trabaja en forma conjunta implementando políticas de comercio y complementariedad, Sudamérica puede ser modelo de Estado frente a países capitalistas o imperialistas”, agregó.
El presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma, culminó hoy una visita de cinco días al Cusco, donde se reunió con su homólogo peruano, Ollanta Humala Tasso, y visitó atractivos turísticos como la ciudadela incaica de Machu Picchu
.

2 comments:

Non latinamerican chilean said...

Como chileno nacionalista que soy, si bien no estoy de acuerdo con devolver territorio, considero que si mi país llega a ser desarrollado sería de malagradecidos el no entregar al menos una parte de la soberania de franja marítima desocupada y alrededores para uso del estado boliviano, no todo el territorio. Eso sí, como contrapartida considero que los chilenos no debiéramos pedir gas ni nada más que el que ustedes no vengan a decir después que somos pueblos hermanos y con una raíz latinoamericana común, porque ya habemos muchos chilenos que no nos sentimos latinoamericanos porque no vemos a nuestro país como un país latino, creemos y aspiramos a que Chile algún día deje de pertenecer a Latinoamérica y siga su propio camino político y cultural, tal como Suiza. Si es necesario podemos ir comenzando a pensar en sustituir el idioma español por el inglés, ya que con el idioma van amarrada una forma de ver la vida, que por cierto, en la hispanidad que no sentimos nuestra es notoria por su balcanización y conflictos al estilo de los hermanos de sangre.

En resumen, no estoy seguro de si Bolivia recupere aunque sea un 10% de la costa que alguna vez tuvo, pero estoy 100% seguro de que los chilenos veremos a Bolivia ya no como un país enemigo, pero tampoco como un país amigo sino sólo como un país más que pertenece a una región política (Latinoamérica) a la cual Chile ya no pertenecerá pues nosotros ya no seremos parte de Latinoamérica y tampoco del mundo hispanohablante ya que muchos habremos convertido el inglés e nuestro idioma materno y al español (al igual que en Filipinas y muy pronto en Cataluña y todos los Países Catalanes, además del País Vasco) en sólo un mal recuerdo de los tiempos de subdesarrollo que aún vivimos.

Un saludo

Non latinamerican chilean said...

Como chileno nacionalista que soy, si bien no estoy de acuerdo con devolver territorio, considero que si mi país llega a ser desarrollado sería de malagradecidos el no entregar al menos una parte de la soberania de franja marítima desocupada y alrededores para uso del estado boliviano, no todo el territorio. Eso sí, como contrapartida considero que los chilenos no debiéramos pedir gas ni nada más que el que ustedes no vengan a decir después que somos pueblos hermanos y con una raíz latinoamericana común, porque ya habemos muchos chilenos que no nos sentimos latinoamericanos porque no vemos a nuestro país como un país latino, creemos y aspiramos a que Chile algún día deje de pertenecer a Latinoamérica y siga su propio camino político y cultural, tal como Suiza. Si es necesario podemos ir comenzando a pensar en sustituir el idioma español por el inglés, ya que con el idioma van amarrada una forma de ver la vida, que por cierto, en la hispanidad que no sentimos nuestra es notoria por su balcanización y conflictos al estilo de los hermanos de sangre.

En resumen, no estoy seguro de si Bolivia recupere aunque sea un 10% de la costa que alguna vez tuvo, pero estoy 100% seguro de que los chilenos veremos a Bolivia ya no como un país enemigo, pero tampoco como un país amigo sino sólo como un país más que pertenece a una región política (Latinoamérica) a la cual Chile ya no pertenecerá pues nosotros ya no seremos parte de Latinoamérica y tampoco del mundo hispanohablante ya que muchos habremos convertido el inglés e nuestro idioma materno y al español (al igual que en Filipinas y muy pronto en Cataluña y todos los Países Catalanes, además del País Vasco) en sólo un mal recuerdo de los tiempos de subdesarrollo que aún vivimos.

Un saludo y recuerda: Soy chileno y catalán (por opción), no soy latinoamericano ni mucho menos español.